¡Bienvenidos! ¡Bienvenue! ¡Bem-vindo! ¡Benvingut! ¡Benvenuto! ¡Welcome! ¡Willkommen! ¡Välkommen! ¡Shalom! ¡Marhaba!
Deseamos que nos visiten frecuentemente, pues pensamos mantener un intercambio activo que ilustre y disfruten, así como ir añadiendo servicios que sean de su agrado y provecho. Pueden también suscribirse para recibir en su email el contenido del blog Masonería para Todos. ¡Bienvenidos!

martes, 5 de junio de 2007

LOS CARBONARIOS, UNA HISTORIA DE LA MASONERÍA FORESTAL


Transmutemini! Transmutemini de lapididus mortuis

in lapides vivos philosophicos[1]

A\ G\ DEL S\ M\ D\ U\ e delle Nostro Protettore SAN TEOBALDO

DE CUENTOS INFANTILES A SOCIEDADES SECRETAS

  • “Juguemos en el bosque mientras el lobo no esta… ¿el lobo esta?” Canción infantil
  • “Y vino el Leñador…, matando al Lobo…, salvo a la Caperucita Roja ” Cuento de Caperucita Roja
  • ¿Que hora será en estos tenebrosos bosques? Ritual Masónico de los Bosques
  • “Alicia, siguiendo al conejo blanco, se introduce en el hueco de un árbol, donde el tiempo no funciona”.Alicia en el País de las Maravillas

“EL BOSQUE, ES COMO UNA MADRE, DA VIDA, EDUCA, PROTEGE Y ALIMENTA”

Salvatore Brienza

El Bosque del Líbano, madre simbólica de todos los bosques, cuyos árboles proveyeron la madera[2] a los constructores del Templo de Salomón, constituye para todos los ritos forestales el arquetipo mítico de los misterios.

Del Monte Líbano corre un río que lleva el nombre de Adonis, todos los años, cuando las aguas quedaban de color sangre, los fenicios creían que las heridas de Adonis se abrían. Como Venus, las mujeres comenzaban a llorar; ellas vestían sus velos de luto e iban a llevar las estatuas del joven dios, las ramas, hojas y granadas, símbolo de la fecundidad. Después de esto se celebraban la resurrección de Adonis.

Los misterios adonisiacos son, probablemente los primeros nacidos en los bosques, ellos eran celebrados en Alejandría. La Iniciación se basaba en el psicodrama de forma alegórica, el neófito tenia que, simbólicamente, representar a Adonis y renacer.

El culto a Mithra tiene afinidades con el culto a Adonis. En ambas ceremonias, hay coronas, de espinas o de laurel, imagen del Dios Sol; bastones, representando a la creatividad humana; en ambas iniciaciones se utilizan el pan y el vino, típico de los cultos forestales (así como en la religión Wiccans); celebraciones realizadas en grutas, cuevas o claros del bosque, donde todo parece una gruta o un sitio sagrado, evocando a animales sagrados, Lobos (Carbonarios), Jabalíes (Druidas), Búhos (Skull and Bones), Osos (Tradiciones indígenas Norteamericanas) y muchos otros animales sagrados.

En casi todos estos ritos primitivos, se marca en la frente o sobre la cabeza del iniciado con una cruz o símbolo cruciforme (Svástica, Tau, Cruz ansata, etc.), simbolizando a la semilla que empieza a crecer desde la mente hasta convertirse en un árbol.

LOS BOSQUES Y LAS PRIMITIVAS SOCIEDADES DE OFICIOS

Si fuese verdad, que los bosques siempre fueron refugio de los proscriptos, bandidos y perseguidos sociales, muchas veces dirigidos por justicieros como Robin Hood y tantos otros, las sociedades iniciáticas forestales deben haber mantenido alguna cosa, porque de estas combinaciones surge la Santa Vehme , los Vengadores, los Beati Paoli, todos de alguna manera semi-políticos y partidarios de la violencia.

Así, en referencia a San Thibaud (San Teobaldo)[3], escogido como Patrono de los Buenos Primos Carboneros, vivió con ellos y aprendió el arte de fabricar carbón.

Sin embargo antes de los carboneros, existían en los bosques, los Cortadores (Fendedores en portugués), eran los verdaderos reyes de las florestas. Cortar la madera usando herramientas sofisticadas como la escuadra, el compás, la cuña, la sierra de cortar, era trabajo no solo de hombres brutos, sino de personas conocedoras de mecanismos sofisticados de medición.

Un primer paso antes de estas dos profesiones, por así decirlo, es la del leñador. La palabra leñador nos habla de personas que “hacen leña del árbol caído” (como diría la famosa frase que refiere a los que se benefician de los que han caído en desgracia), o sea, convierten el material inerte en materia prima del calor del hogar y de la cocción de los alimentos.

Sin embargo, estos hombres eran los verdaderos conocedores de los secretos de los árboles, porque eran los que recorrían los bosques buscando la mejor madera o sea, el mejor material a trabajar, de acuerdo a la necesidad, no solo de los carboneros, sino también de los Cortadores.

Siguiendo un análisis más iniciático, podríamos decir que los leñadores dieron a conocer los misterios de los bosques a los cortadores, confundiéndose luego con ellos en una sola profesión[4] y estos a su vez iniciaron a los carboneros.

“Sin duda, como dice Príncipe Asklepius D´Sparta, en su obra LOS SAGRADOS RITUALES MASÓNICOS DE LOS BOSQUES, este parentesco en el oficio hizo que entre ellos se diesen el nombre de Primos (o Buenos Primos)[5]”.

Primos en la Biblia , significa Hermano. En el siglo XIII, la justicia consideraba a los a los “Primos como Hermanos” y en el siglo XVI, se usaba la frase “son primos-hermanos de un mismo tronco de madera bien gruesa”

Según algunos historiadores europeos, Leñadores y Carboneros pertenecían a una misma corporación, que se denominaban con diferentes títulos “Los Leñadores de la Gran Floresta ”, “Los carpinteros de la Gran Floresta ”, “Compañeros Forestales”, todos de alguna manera evocando la utilización de la madera como materia prima.

El Compañerazgo[6], es una sociedad de oficio muy arraigada en la Europa medieval, y es aquí donde se tienen dos grupos de oficio no muy estudiados y son las Cofradías de los Buenos Compañeros Carpinteros del Maestro Jacques y las del Maestro Soubisse [7].

Este tipo de organizaciones fueron dando modelos de organización a estas sociedades de oficio forestales, adhiriendo la palabra deber como método de trabajo y de consolidación dentro de los limites puramente filosófico y esotéricos. Hay aquí mucha influencia de lo que podemos denominar una sistematización de la Organización del Oficio hacia una Sociedad más bien esotérica y mística y porque no decirlo Sociedad Secreta que derivaría en un periodo no muy lejano en la carbonaria.

¿CARBONARIOS + TEMPLARIOS?

Evariste Duchene esboza una tesis sobre la cual sostiene que Templarios Escoceses fueron los primeros carboneros que Eduardo II habría perseguido en el Siglo XIV, y casi lo mismo manifiesta Charles Godard , quien publica en 1905 el Catecismo de los Buenos Carboneros y elabora una tesis donde sostiene que los Templarios habrían iniciado a los Buenos Primos en algún Rito Juanico (De San Juan) de Oriente, que no es el mismo San Juan Evangelista, ni Bautista.[8]

Tanta es la fuerza de ambas Tesis que se cree que luego de la caída de los Templarios, aparecieron divisiones dentro de la Sociedad de los Leñadores de la Gran Floresta , no como una puja de poder en la sociedad, sino como una manera de dividir el conocimiento iniciático Templario a través de distintos grupos esotéricos y con diferentes gradaciones.

Debemos de recordar que el Caballero Andre Michel de Ramsay manifestaba en su famoso Discurso sobre los Altos Grados Escoceses que éstos eran una herencia directa de los Templarios.

Además, se dice fue un Rey de Escocia que mantuvo el nombre de la Orden del Cardo y la Ruda , también llamado de San Andrés, fundado el 24 de junio de 1314. Y fue este Rey quien aseguro protección continua a los obreros de la Madera. Además , en este mismo año y por el mismo Rey, se fundo la Gran Logia Masónica de Escocia, mas conocida como la de Heredom de Kilwinning, primera logia madre de muchas Grandes Logias del Mundo.

El Rito Celta de los Culdeanos fue instituido en Escocia en estos tiempos y fue aquí donde se enfrentaron a los Monjes Benedictinos quienes eran partidarios de la construcción con piedras. Estos mismos Culdeanos fueron protegidos por el famoso Rey Athelstan, cuyo hijo habría otorgado en York, la primera carta masónica conocida desde 926, para mejor interpretación debemos remitirnos al Manuscrito Regius.

¿QUE ESTO TIENE QUE VER CON LA CARBONARIA ?

Es la religión culdeana o celta, que se afirmo en el continente y que tuvo sus primeros inicios en los bosques, lo que dio origen a diferentes interpretaciones como las de la famosa iniciación de Francisco 1°, en los Ritos de la Carbonería , en un bosque que limita con las fronteras de su reino, “cerca de Escocia”. El que conoce minimamente de Geografía sabe que Escocia, no tiene frontera terrestre con Francia, pero he aquí la importancia de la Religión Celta.

Así, en el complejo mundo de las tradiciones geográficas celtas, Bretaña, es Broceliande (es oportuno traer a la memoria que nuestra Buena Prima Estela Guedes vive en Britiande, Portugal; ósea en una comunidad de fuertes raíces célticas, sin embargo con características lingüísticas muy similares a Broceliande) y se encuentra en Francia.

Es aquí donde se mezclan la leyenda y la realidad, porque como bien lo recuerda Asklepius, en su obra ya citada: “si no existiese masonería forestal, Anderson no habría admitido que los Edificios Celtas, erguidos por los antiguos Galos (Franceses) y Bretones (Británicos), y que estos fueron una colonia Celta” por tanto constituyen “Restos de la Buena Masonería ”, que datan del siglo V, de los cuales muchos “Reyes Escoceses se volvieron Grandes Maestros de las Primeras Logias…”

Por tanto, es aquí donde hay un punto de no retorno entre los rituales Carboneros y los Rituales escoceses y la semejanza en lo que respecta a la característica de venganza hacia los monárquicos y opresores.

Debemos de recordar, que los escoceses, siempre tuvieron rivalidades con los ingleses y los galos o franceses, fueron siempre foco de resistencia no solo a los romanos sino a todos los que de alguna manera intentaban acabar con lo más preciado que poseían, la Libertad. Es así, que de esta conjunción de factores, religiosos, políticos, económicos, esotéricos y místicos se confundirá en una sociedad de características fuertes y violentas… la carbonaria.

LOS BOSQUES, FOCOS DE RESISTENCIA A LA OPRESIÓN …, Y APARECEN LOS CARBONARIOS

Los Gremios de Carboneros se extendían por toda Francia. En Italia y Alemania, a principios del Siglo XVI, los bosques se llenan de la resistencia contraria a la tiranía de los príncipes. Estos grupos perseguidos, con características políticas, se unen a los carboneros y es aquí donde se ve “el origen del carbonarismo”

Habiendo sido “aceptados” entre los Buenos Primos Carboneros, aquí se encuentran al abrigo de los perseguidores y tienen a su merced, trabajo, comida y un refugio para dormir. Así, trabajando y vendiendo sus productos en las ciudades y pueblos, volvían a comunicarse con sus partidarios e iban engrosando las filas de una Sociedad Secreta y política. Estos “aceptados” vivían en Barracas en medio de los bosques y elaboraron constituciones y leyes.

Así, los primeros carbonari tenían signos, toques y palabras para reconocerse entre si. El gobierno, en principio era una especie de Triunvirato, en función por tres años y que presidían tres Venditas: una legislativa, otra administrativa y la tercera judicial.

La Vendita Judicial es llamada Alta Venta; las ventas estaban divididas en un cierto número de cabañas, cada una edificada por un Buen Primo designado bajo el nombre de Gran Maestro, este tipo de organización Carbonaria, fue en principio como parte de la estructura de la Masonería Forestal.

Otro tipo de estructura, mas revolucionaria es la que opero en Italia: “Los miembros de la Carbonaria , principalmente de la media y pequeña burguesía, se trataban de Primos. Las asociaciones Carbonarias tenían una relación jerárquica. Se llamaban chozas (las de menor importancia), barracas y ventas, siendo estas las mas importantes. Las Ventas, cada una conteniendo veinte miembros, desconocían a los grandes jefes. Todas las orientaciones eran transmitidas por ellas. Había una Venta Central, compuesta por siete miembros que dirigía el trabajo de las demás. La Carbonaria no tenia ninguna relación popular, pues como sociedad secreta, no difundían sus actividades.”

Algunas de la definiciones mas comunes para el Carbonarismo es la siguiente: “es una sociedad secreta esencialmente política, organizada de modo a poder admitir elementos de todas las clases sociales, desde las mas elevadas hasta las mas ínfimas. Cada uno de los asociados debe munirse de un arma comprada con sus expensas.”

Otra definición mas Germánica es que: "El Carbonarismo saca su nombre de una asociación secreta creada, se dice, por los carboneros de la florestas alemanas para resistir la tiranía de los príncipes germánicos que los explotaban y cargaban de impuestos.”

En el sitio de Wikipedia en portugués se tiene esta definición de que: La Carbonária era uma sociedade secreta y revolucionaria que actuó en Italia, Francia y España al principio del siglo XIX. Fundada en Itália cerca de 1810, tenia la ideologia fundada en principios libertarios y que se hacia notar por un marcado anticlericalismo. Participó de la revoluciones de 1820, 1830-1831 y 1848. Aunque no hayan tenido una unidad politica, ya que reunian monarquistas y republicanos, ni linea y accion definida, los carbonarios (del italiano carbonaro, “carbonero”) actuaban en toda Itália. Se reunian secretamente en cabañas de carboneros, derivando de ahi su nombre. Fueron tambien los inventores del “spaguetti a la carbonara”.

Entre otros conceptos sobre los carbonarios rescatamos este de 1821, que apareció en el diario Gorrión de La Coruña y decía: “Ellos hacen profesión solemne de trabajar toda la vida por sepultar en calabozos al vicio. Aman la verdad, y no saben otro lenguaje que el que les dicta la razón y justicia, y la muerte es enteramente despreciable cuando se trata de sostener y defender los derechos del hombre. Ellos aman y practican la caridad de un modo sublime y edificante. Ellos no tienen propiedad cuando sus semejantes necesitan de ella”.

En Francia, donde era conocida como "Charbonnerie", la sociedad de los carbonarios se volvió una asociación política. Sus miembros apoyaban la creación de una monarquía constitucional en Italia, pero en Francia defendían la vuelta de la republica, principalmente después de 1820, cuando los reyes Borbones combatían violentamente los ideales liberales La rama francesa de los carbonarios tuvo un papel importante en las revoluciones de 1830 y 1848.

Algunos escritores hablan de que el Carbonarismo nace de la masonería en un intento desesperado de evitar el control de la monarquía sobre la “conservadora Orden”, como bien lo describe este párrafo de la Alta Vendita Italiana: Questo controllo del trono imperiale sulla Libero-muratoria spiega dunque in parte la nascita della Carboneria.”(Este control del trono imperial sobre los Masones Libres, explica por lo tanto, en parte, el nacimiento de la Carbonería ”

Y en este escrito de dice que: “Aunque la Carbonaria presentaba caracteristicas genuinamente populares, en esta se afiliaron decenas de miles de personas, de todas las clases, desde campesinos y obreros hasta bibliotecarios e intelectuales, pasando por soldados y marineros. Mientras la Masonería era mas elitista, por la dificultad de comprensión de su ideal y de su rito, y por las pruebas y exigencias morales que prescribia, la Carbonaria servia, por asi decir para todos y a todos acogia, desde que les encontrase animo y creencia republicana.”[9]

Es así, que encontramos diferencias entre una y otra institución, por que la Carbonaria difiere de la Masonería , mucho mas tolerante en política y religión en cuyo carácter es mas burgués que la carbonería.

Sin embargo, los hechos históricos atribuidos a la Masonería , muchas veces no fueron obra de ésta sino de la carbonaria como lo afirma Machado Santos, durante la proclamación de la Republica Portuguesa , que “ la Masonería había sido la verdadera madre de las revoluciones, porque los principales elementos del Carbonarismo estaban en ella afiliados”.

Hay quienes opinan que los carbonarios proceden de un entorno socioeconómico en el que los pobres montañeses que producían carbón vegetal fueron acumulando capital producto de la venta de sus mercaderías a los campesinos y villeros hasta formar una burguesía de especiales características. Como Burgueses, los carbonarios o carboneros operativos estaban francamente interesados en hacer desaparecer a la sociedad privilegiada, o sea, el clero y la nobleza y dar paso a una revolución burguesa.

Revoluciones Carbonarias

Los carbonarios, tomaron forma en la Italia meridional después de 1806 y, con otros grupos por el estilo, se extendió hacia el Norte y por el mundo mediterráneo después de 1815.

Los carbonarios y sus derivados o paralelos encontraron un terreno propicio en Rusia (en donde tomaron cuerpo en los decembristas, que harían la primera revolución de la Rusia moderna en 1825), y especialmente en Grecia.

La época carbonaria alcanzó su apogeo en 1820-1821, pero muchas de sus hermandades fueron virtualmente destruidas en 1823.

Los radicales, entre ellos el ala izquierda jacobina y babuvista, al ser los revolucionarios más decididos, influyeron cada vez más sobre la hermandad. Sea cual sea la verdad, lo cierto es que una serie de insurrecciones de tipo carbonario se produjeron en 1820-1821.

Fracasaron por completo en Francia, en donde faltaban las condiciones políticas para la revolución y los conspiradores no tenían acceso a las únicas efectivas palancas de la insurrección en una situación aún no madura para ellos: el ejército desafecto.

Si fracasaron en Francia, en cambio, triunfaron, en algunos Estados italianos y, sobre todo, en España, en donde la insurrección descubrió su fórmula más efectiva: el pronunciamiento militar.[10]

El pronunciamiento también sería un rasgo característico de la política de las Repúblicas hispanoamericanas, y una de las más duraderas y dudosas adquisiciones del período carbonario. Puede señalarse, de paso, que la sociedad secreta ritualizada y jerarquizada, como la masonería, atraía fuertemente a los militares, por razones comprensibles. El nuevo régimen liberal español fue derribado por una invasión francesa apoyada por la reacción europea, en 1823.

Sólo una de las revoluciones de 1820-1822 se mantuvo, gracias en parte a su éxito al desencadenar una genuina insurrección popular, y en parte a una situación diplomática favorable: el alzamiento griego de 1821.

Por ello, Grecia se convirtió en la inspiradora del liberalismo internacional, y el filo-helenismo, que incluyó una ayuda organizada a los griegos y el envío de numerosos combatientes voluntarios, representó un papel análogo para unir a las izquierdas europeas en aquel bienio al que representaría en 1936-1939 la ayuda a la República española.

En Portugal, la Carbonaria fue establecida cerca de 1822. En sus primeras décadas, tuvo un ámbito muy restringido y sobretodo, localizado: surgieron varias asociaciones independientes, sin unirse orgánicamente entre si y con poca capacidad de intervención social. De una manera general, estas asociaciones no duraron mucho tiempo ni tuvieron alcances históricos.

Sin embargo la Carbonaria que tuvo importancia en la vida política nacional portuguesa fue fundada en 1896 por Artur Augusto Duarte da Luz de Almeida.

Desenvolvió algunas actividades en el ámbito de la educación popular y estuvo envuelta en diversas conspiraciones antimonárquicas. En ese sentido es de destacar, la participación de la Carbonaria en el asesinato del Rey Don Carlos I y del Príncipe Heredero Luis Felipe, y en la revolución del 5 de Octubre de 1910, en que estuvo asociada a elementos de la Masonería y del Partido Republicano.

En Brasil, en el año 1822, José Bonifacio fundo El Apostolado de la Noble Orden de los Caballeros de Santa Cruz, logia de inspiración carbonaria en la cual inicio al emperador Don Pedro I. Según José Castellani, el Apostolado era una organización echa con los moldes de la Carbonaria europea, cuya forma de operar José Bonifacio conocía muy bien, durante los años que permaneció en Europa. El cuerpo principal de la entidad eran las Disertaciones y sus miembros también adoptaban nombres simbólicos, o heroicos, como los masones. Los integrantes del Apostolado se trataban de camaradas, y se dividían en cuatro categorías, que eran, en sentido ascendente: la de los Reclutas, de los Escuderos, la de los Caballeros y la de los Apóstoles. Los profanos eran llamados paisanos.

Es importante, visitar la pagina web de la Buena Prima Estela Guedes, www.triplov.com donde se encontrara muchas informaciones sobre lo hechos históricos que rodearon a la presencia carbonaria en Portugal y el mundo.

CONCLUSIÓN: Tratar de abordar la historia de la carbonaria en una sola Cámara o en una plancha es como querer tapar el sol con el dedo, es imposible. Además de que la Sociedad Secreta de los carbonarios trabajaba en silencio y no divulgaba sus proezas, ni dejaba rastros de sus actos.

“Todos los carbonarios son masones, pero no todos los masones son carbonarios”, esta es la frase que resume todo lo que decimos.

Hoy, todavía se discute si los esfuerzos de los carbonarios estuvieron alguna vez lo suficientemente coordinados para producir revoluciones internacionales simultáneas, aunque es seguro que se hicieron repetidos intentos para unir a todas las sociedades secretas, al menos en sus más altos e iniciados niveles.

Sin embargo, podemos ver que muchas de las actividades políticas atribuidas a los masones hoy son recordadas como obra de la masonería y no de muchos carbonarios que combatieron en silencio contra el absolutismo y la tiranía.

¡¡¡VENTAJA Y BUENA VIDA!!!

B\Pr\Salvatore Brienza

M\M\C\I\


[1] ¡Transmutaos! Transmutaos de piedras muertas en vivas piedras filosofales

[2] Madera = materia: “Es bastante curioso que en español, la palabra "madera", derivada directamente de "materia", sea empleada todavía para designar "le bois"("la madera" en francés) e incluso más especialmente la de carpintería.” Rene Guenón, Masones y Carpinteros.

[3] San Teobaldo: nacido en Provins en 1017, muerto en 1066. hay leyendas que hablan de que el mismo se hizo Ermitaño en un bosque de Escocia, de la Bretaña talvez- o en un Bosque de Oriente, mas cerca de Provins.

[4] Leñadores = Cortadores = Carpinteros: Ha habido siempre, entre las iniciaciones de oficio, una especie de querella de precedencia entre los albañiles (En francés, la palabra "maçon" es sinónimo de "albañil") y los talladores de piedra y los carpinteros; y si se consideran las cosas no en el aspecto de la importancia actual de estas dos profesiones en la construcción de edificios, sino en el de su antigüedad respectiva, es bien cierto que los carpinteros pueden efectivamente reivindicar el primer rango.” Rene Guenón, Masones y Carpinteros.

[5] Buenos Primos: Otra explicación para el uso de esta denominación entre los carboneros y leñadores es la que nace de la Leyenda Escocesa de Francisco 1°, Rey de Francia, que encontrándose cazando en las fronteras de su reino, cerca de Escocia, se perdió en los bosques. Pidió abrigo en una Barraca y fue bien recibido. Iniciado se constituyo, después de Teobaldo en el protector de los Buenos Primos Carboneros. Cuando volvió a Francia, Francisco 1° cumplió su promesa y la sociedad se disemino por toda Alemania e Inglaterra. Así en un momento determinado, Francisco 1° impidió al Obispo de Auxerre la condena a “una sociedad de Forjadores” y estos eran asociados a los carboneros, por relación de trabajo (Los forjadores necesitaban carbón para sus hornos de fundición) y se daban entre si el titulo de Buenos Primos, titulo que se mantendría entre los forestales como aplicado a los Buenos Hijos o Buenos Camaradas. Este hecho dio la denominación de Titulo Real, a la calidad de Buen Primo. Además, debemos recordar que los Reyes, muchas veces otorgaban títulos Nobiliarios a personas con quienes no tenían parentesco de sangre alguna y a partir de ese momento pasaban a ser considerados Buenos Primos o Primos del Rey.

[6] Compañerazgo: Los orígenes históricos del Compañerazgo son inciertos, como corresponde a una orden iniciática tradicional que hunde sus raíces, en última instancia, en el no-tiempo mítico. Los textos escritos más antiguos que se conocen en los que se menciona a los Compañeros del Oficio o del Deber con tal nombre datan de los siglos XV y XVI y aparecen en un ámbito geográfico concreto: Francia. Ahora bien, el Compañerazgo francés, como la sociedad alemana de los Steinmetzen (talladores de piedra) del siglo XII o la Francmasonería anglosajona de los siglos XIII y XIV, son todas ellas organizaciones herederas sin solución de continuidad de las guildas y cofradías de oficios medievales, las cuales, a su vez, fueron una prolongación de los Collegia Fabrorum del Imperio Romano, depositarios de antiquísimos conocimientos esotéricos y transmisores de la iniciación en los Misterios. El Compañerazgo es, pues, una organización iniciática que, entroncada en la Tradición Hermética al igual que la Masonería , se formula como un símbolo de una idea arquetípica -que como tal es ajena al devenir- en un dominio histórico y geográfico al cual fecunda.

[7] Maestro Jacques + maestro Soubisse: Según se cuenta el Rito de los Buenos Compañeros del Maestro Soubisse y del Maestro Jacques era de origen benedictino de la cual un monje habría fundado en el Siglo XIII una Corporación o Compañerazgo con la finalidad de construir iglesias. Además, Jacques y Soubisse son considerados, según leyendas como los constructores del Templo de Salomón, al mismo nivel que Hiram. “La leyenda dice que el Maestro Jacques era uno de los primeros maestros artesanos de Salomón y colega de Hiram, y había aprendido a tallar la piedra en su infancia. El Maestro Jacques fue nombrado maestro de los talladores de piedra, de los masones y de los carpinteros, y acabada la construcción del Templo, partió de Judea en compañía de Soubisse, de quien luego se separó. La nave de Soubisse llegó a Burdeos, mientras que Jacques desembarcó en Marsella junto con 13 compañeros y 40 discípulos. Viajó por tierra durante tres años y se retiró a la ermita de la Sainte-Baume en la Provenza , donde murió a manos de cinco asesinos instigados por el traidor Jéron, uno de sus discípulos. Antes de expirar encomendó a sus discípulos que fuesen fieles a su Deber y que transmitiesen su beso a los compañeros que ellos recibiesen en lo sucesivo. Muerto el Maestro Jacques, sus discípulos lo desnudaron y encontraron un junco bajo su ropa. A continuación, repartieron sus vestiduras entregando el sombrero, a los sombrereros; la túnica, a los talladores de piedra; las sandalias, a los cerrajeros; el manto, a los carpinteros; el cinturón, a los carpinteros de obra; y el bordón, a los carreteros. De Soubisse cuenta la leyenda conservada por sus Enfants que fue también, como Jacques e Hiram, uno de los arquitectos del Templo de Salomón. Las rivalidades de tipo profano surgidas entre los Compañeros de distintos Deberes han introducido importantes distorsiones en el relato mítico de Soubisse, quien aparece en algunas versiones como un feroz opositor al Maestro Jacques, a quien acosa hasta su muerte, la cual habría sido inducida por el mismo Soubisse.(E. Martin Saint-Léon, Le Compagnonnage. Son histoire, ses coutumes, ses règlements et ses rites. París, 1901).

[8] Logias de San Juan: "...en cuanto al San Juan que los masones han tomado como patrón no puede ser ni Juan Bautista ni Juan Evangelista, que no tienen, ni uno ni el otro, ninguna relación con la institución filantrópica de la francmasonería. Se debe pensar…., que el verdadero patrono de las logias es San Juan el Limosnero, hijo del rey de Chipre, que en tiempos de las Cruzadas dejó su patria y la esperanza del trono para ir a Jerusalén a prodigar los socorros más generosos a los peregrinos y a los caballeros. Juan fundó un hospital e instituyó hermanos para cuidar a los enfermos, a los cristianos heridos…, a los viajeros que iban a visitar el Santo Sepulcro. Juan, digno por sus virtudes de convertirse en el patrono de una sociedad cuyo único fin era la beneficencia, expuso miles de veces su vida para hacer el bien… Roma lo canonizó con el nombre de San Juan el Limosnero, o San Juan de Jerusalén; y los masones cuyos templos destruidos por la barbarie él había erigido de nuevo, lo eligieron de común acuerdo como su protector" Es posible que el origen de la afirmación se encuentre en el discurso de Ramsay-, que: "...nuestra orden (la masonería) se unió íntimamente con los caballeros de Jerusalén. Desde entonces nuestras logias llevan el nombre de logias de San Juan". Jean Palou, Simbolismo Masónico.

[9] A.H.Oliveira Marques, Ensayos de Historia de la I República Portuguesa, Lisboa, Libros Horizonte, 1988, p.36.


[10] El Pronunciamiento Militar:
Los coroneles liberales organizados en secretas hermandades de oficiales, ordenan a sus regimientos que les sigan en la insurrección, cosa que se hacía sin vacilar.

Bubble Wrap