¡Bienvenidos! ¡Bienvenue! ¡Bem-vindo! ¡Benvingut! ¡Benvenuto! ¡Welcome! ¡Willkommen! ¡Välkommen! ¡Shalom! ¡Marhaba!
Deseamos que nos visiten frecuentemente, pues pensamos mantener un intercambio activo que ilustre y disfruten, así como ir añadiendo servicios que sean de su agrado y provecho. Pueden también suscribirse para recibir en su email el contenido del blog Masonería para Todos. ¡Bienvenidos!

miércoles, 16 de julio de 2008

El GODF otorga patente al Gran Oriente de los EE.UU.

Noticia traducida por los Hermanos de La Cantera Cadena de Union

El pasado día 4 de Julio de 2008, fecha que no podía ser más señalada, el GODF entregó al Gran Oriente de los Estados Unidos de América, la Patente oficial que da a ésta última autorización legal masónica para trabajar en Norte América y que fue firmada el pasado 27 de junio en París. Un tratado de amistad ha sido igualmente firmado entre estas dos soberanas entidades masónicas.



LAFAYETTE NUESTRO RESURGIR
¿Fue América verdaderamente descubierta en los albores de los Tiempos Modernos? La cuestión agita a los historiadores desde hace décadas. ¿No habrían queridos los fenicios ir al encuentro de Baal, los griegos sobrepasar la Atlántida y los romanos encontrarse con sus coetáneos chinos más allá de las columnas de Hércules? ¿Y más tarde, no abandonó Eric el Rojo los volcanes de Islandia para sacar provecho de las orillas más clementes de la Terranova?

Cualquiera que sea el momento exacto cuando Europa se acercó por primera vez a América, al comienzo del primer milenio o hacia el año 1000, no es menos cierto que hizo falta la aparición de una prueba escrita, la carta del geógrafo de Santo Dié Martín Waldseemuller en 1507 para que fuera grabada ad vitam eternam, quince años después del primer viaje de Cristóbal Colón, esta etapa esencial de la primera.

Durante tres siglos, Europa se esmero en dar a las América las formas que se le parecían. Esta misión se cumplió con su cortejo de barbaries denunciadas con fuerza por los defensores de la libertad, de De las Casas a Margaret Beecher Stowe: genocidio de los indios, la puesta en marcha del comercio triangular, el desarrollo masivo de la esclavitud … Pero también permitió que las Luces, reproducidas por los Insurgentes, favorecieran la primera aplicación práctica del concepto democrático de separación de poderes: la Constitución de 1787. En esta concreción, la francmasonería tuvo un papel muy activo. Qué ello se haya encarnado un siglo más tarde bajo la forma de una estatua llamada a convertirse en el símbolo de la apertura al mundo de los Estados Unidos no tiene pues nada asombroso. La Filosofía de las Luces dio a luz la Patria de las Libertades. Washington es tanto hijo espiritual de Montesquieu como de William Penn. Pero las convulsiones de la Revolución francesa pusieron en un estado lamentable este bello equilibrio.

Algunos aventureros huidos en Carolina se inventaron hacia 1800 una nueva historia. No será, por otro lado, la única vez en este siglo que la Secesión partirá de Charlestón. Y esta historia sin origen convencerá a Napoleón en su deseo de un francmasonería nueva, ordenada hasta su puesta a la orden. Durante dos siglos de iluminación a la inversa, se convertirá en algo normal aplaudir el reconocimiento de Europa a América, de la francmasonería dividida por los vencedores de bayous. Las intervenciones americanas de 1917 y de 1944 que reinstalarán la Libertad en un continente que la había perdido ayudarán al alargamiento de este paréntesis de la historia.

Los horrores de Abou Graib, el agotamiento de la potencia hegemónica y la decadencia de la masonería anglosajona demuestran en este principio del nuevo milenio que los Estados Unidos han perdido finalmente su capacidad de alumbrar la antorcha de su estatua. El renacimiento del Rito de Fundación, reinstalando la Masonería de las Luces en el corazón del mundo, marca la voluntad reeditada por Europa de ayudar de nuevo a América. Es por otra parte fundamental para nuestro futuro que los estadounidenses recobren el camino que facilitó la adopción de su papel como defensores universales de la Libertad. No es pues una cuestión de azar que en junio de 2008, el Gran Maestro del Gran Oriente de los Estados Unidos volviese a atravesar el Atlántico para venir a obtener en París las patentes necesarias para la credibilidad de la acción de su obediencia. Ellas van a permitirle reemprender un combate que languidecía desde hacía años. Y es pues con un gran orgullo y con un recobrado sentido de la historia que el Gran Capítulo General lo recibió … Poco a poco nuestras ideas se imponen en el mundo. Y después de África, la Europa oriental y América del Sur, este reencuentro con América del Norte anuncia tiempos nuevos para nuestra iniciativa.

No dudo que todos ustedes aspiran a este retorno de las Luces. Cuenten conmigo para ser el abanderado de este espíritu libre, unificador y planetario. La máquina para volver a remontar el tiempo y recorrer el futuro está en marcha.
El M. · .S. · .P. · .G. · .V. ·. Jacques-Georges Plumet, Vª Orden




Bubble Wrap